domingo, 18 de enero de 2009

Pintando un nacimiento. Sonia Sánchez-Molero.

Este año he empezado yo también con la afición belenistica, y comencé pintando mi primer nacimiento. Leyendo en foros y buscando información sobre técnicas como la del pincel seco, aprendí bastantes cosas, y bueno, creo que no ha quedado mal para ser el primero. Aquí os dejo el paso a paso de mi primer nacimiento.

La primera foto del niño en blanco

Lo pinto todo de gris primero, excepto la piel.

Este es el resultado final

Misma técnica con San José, todo de color gris, excepto las partes del cuerpo

Empiezo a pintar los ropajes, en este caso la capa, de color rojo oscuro.


Ahora empiezo a pintar la túnica de azul.

A falta de los detalles, ya están pintados todos los ropajes y la piel.

El turbante pintado de ocre.

Así quedó finalmente, a falta de la pátina para envejecer un poco.

Con pincel seco en tono oro le di unos reflejos a los pliegues de su ropa.

Diferentes perfiles.




Aquí observamos algunos detalles, ya con la pátina dada.


Primeras fotos de la Virgen María en blanco.

Procedemos a pintarla de gris, igual que las anteriores.


Después, empezamos a pintar el manto, en este caso, de azul.


Así queda finalmente, a falta de la pátina.


Detalles de los dibujos que lleva en los ropajes.

También le damos unos reflejos en oro a los pliegues de las ropas, y finalmente la pátina para envejecer la figura.

Más detalles.

Diferentes perfiles.





El buey del pesebre, ya pintado entero, con la misma técnica que las demás.

La mula.

San José y la Virgen María finalizados.

Y para terminar, la familia entera.